Banner

¿Cómo puedes aumentar la productividad en el estudio?

¿Dedicas muchas horas a estudiar, pero no notas que no aprovechas el tiempo? Estudiar no es cuestión de echar horas y horas, es cuestión de aprovechar el tiempo que destinas. Estar mucho tiempo sin conseguir resultados afecta directamente a la productividad, ya que puede hacer que te bloquees.

¿Alguna vez te has parado a pensar en el motivo de la baja productividad? Es probable que sí. En los momentos de estudio muchas veces la mente necesita descansar y se dispersa, principalmente en periodos de máxima actividad y presión como son los exámenes finales. Además, si compartes zona de estudio con otras personas (como puedes encontrar en las amplias instalaciones del Colegio Mayor Mendel) o eres de las personas que prefiere ir a la biblioteca es posible que algún ruido haya interferido en tu concentración. Pero ¿cómo puedes aumentar tu productividad en el estudio? A continuación, vamos a darte algunas claves para que veas cómo mejora tu productividad y tu tiempo de estudio sea tan fructífero como esperas.

Productividad: 5 recomendaciones para aumentarla

Desde el Colegio Mayor Mendel nos preocupamos por los hábitos de estudio de nuestros colegiales, porque sus éxitos son los nuestros. Para ayudaros en los momentos de estudio, hacemos repaso por algunas de las 5 recomendaciones que harán que tu productividad aumente.

  1. Prepara una lista de tareas y ordenarlas por prioridades.

A lo largo de la vida la planificación es una de las herramientas que te facilitan en la organización. Por lo que también es necesario planificar el estudio. Saber diferenciar las actividades, diferenciando aquellas que pueden esperar de las que no te servirá para aprovechar el estudio y priorizar las tareas, así verás aumentar tu productividad.

Empieza por crearte un calendario de estudio, puedes hacerlo de la forma tradicional, con papel y boli, en el ordenador o ayudándote de aplicaciones móviles, como Trello, Exam Countdown o Evernote, que favorecen la organización.

En este itinerario deberás marcar las tareas que tienes estipuladas, por ejemplo, alguna clase particular o los horarios de comida del Colegio mayor. Después, mira las horas libres que tienes y marca las horas que dedicarás al estudio. Con esta medida es probable que ya empieces a notar poco a poco como la productividad aumenta.

  1. Lleva una alimentación saludable.

¿Sabes lo que significa el concepto realfood? Comida de verdad. Uno de los términos que más de moda se ha puesto en los últimos años, explica la importancia de seguir una alimentación saludable y equilibrada. Las comidas copiosas hacen que la digestión sea más lenta y dificulta estar concentrados, entorpeciendo la productividad. Además, si al comer con abundancia o comer comida con mayor volumen de grasa tu cuerpo necesitará descansar después de la ingesta. Esto puede que afecte a tu calendario de tareas.

Por ello, sigue una alimentación ligera y mantente hidratado. Estudiar requiere un aporte de líquido adecuado, por lo que, recuerda que el agua mejora la memoria y la concentración.

  1. Haz deporte.

¿No sueles hacer deporte? No te preocupes, empieza por entrenamientos moderados. En el Colegio Mayor Mendel, además de zonas al aire libre tienes un gimnasio con el que mantenerte activo para beneficiar tu productividad. Con 30 minutos de deporte tu cerebro tendrá la energía suficiente para enfrentarse a una nueva fase de estudio. Ten en cuenta que no es hacer deporte por hacer, hay que saber hacerlo para notar los beneficios en la concentración. El deporte es favorable porque te distrae del estudio y facilita, una vez terminada la práctica, que nos focalicemos en la nueva tarea.

  1. Respeta las horas de descanso.

Simplemente durmiendo o meditando. Dormir es una necesidad básica, por lo que es necesario estar descansado para tener la energía suficiente para afrontar un nuevo día de estudio. Si has descansado la productividad será mayor. Además, cuando se duerme se reorganiza la información adquirida durante el día, extrayendo los datos más relevantes.

Si quieres probar una técnica nueva para favorecer la productividad, puedes internarlo con el mindfulness. Este término hace referencia al hecho de ser consciente y estar atento al termino presente, esta práctica permite focalizarte en el momento y desconectar de lo demás. Cuando termines la práctica tendrás más productividad.

  1. No te satures y premia tu esfuerzo.

Poco a poco puedes hacer mucho. Divide tu tiempo de estudios en tandas con descansos marcados, que con tu disciplina podrás sacar hacia delante. No todo es estudiar, ¿qué es lo que más te gusta comer? ¿Qué plan es el que más te motiva? Si cumples el objetivo diario de estudio es el momento de que te premies. Puede ser desde ver una serie a tomar algo con amigos, lo importante es desconectar y sentir la satisfacción de que has sido productivo y has conseguido lo que te proponías para tu jornada de estudio.

Aprovechar el tiempo es la esencia de la productividad y lo que te permitirá alcanzar los resultados que esperas. Ánimo y recuerda que necesitas organizarte, descansar y disfrutar para conseguir todo lo que te propongas.

Categorías

2020-09-09T17:21:12+02:0010 junio, 2020|Actualidad Mendel|Sin comentarios