Banner

Consejos para preparar los exámenes de enero

A punto de meternos de lleno en la Navidad, también toca ir preparando los exámenes de enero. Por eso, entre trocito de turrón y trocito de turrón, piensa que hay que dedicar algo de tiempo al estudio.

¡E importante! Haz que el tiempo dedicado al estudio sea efectivo. Con sentarse delante de los apuntes y ver pasar el tiempo… ¡no vale! Ten en cuenta que existen estrategias para mejorar tu memoria, los niveles de concentración e, incluso, el estado de ánimo frente a la tediosa tarea de estudiar.

¡Mantente en forma cognitivamente! Esto hará que tu tiempo de estudio sea más productivo.

1. Desayuna pensando ‘con la cabeza’

El cerebro, para concentrarse mejor, necesita la energía que proporciona la glucosa y que debe ser suministrada a este órgano de forma adecuada y constante. Suministrar esta sustancia al cerebro desde por la mañana es esencial y está comprobado que los estudiantes que desayunan tienen mejores niveles de concentración y retienen mejor la información. Así, desayuna carbohidratos que liberarán energía lentamente a lo largo de la mañana, como el pan integral, o cereales bajos en azúcar, como la avena. Asimismo, toma proteínas con leche, yogur o huevos.

2. Comienza a estudiar con antelación

Te sentirás más tranquilo y reducirás agobios. Por la mañana, mejor que por la tarde. Estamos ‘más frescos’, pues nuestro cerebro está descansado. Por la tarde, podemos decir que “nos cunde menos”. También es importante establecer una rutina, empezando y terminando de estudiar aproximadamente a la misma hora todos los días.

3. Planifica para ahorrar tiempo

Hacer un plan de estudio no es ninguna pérdida de tiempo. Todo lo contrario. Te ahorrará un preciado tiempo. Además, te ayudará a hacer un seguimiento de tu progreso. Elabora un calendario lo más detallado posible y proponte cumplirlo.

4. Establece espacios de tiempo

Distribuye tus sesiones de estudio. Es necesario dedicar tiempo, sí, pero si lo haces con la técnica del espacio, los resultados serán más efectivos. Y es que el tiempo que transcurre entre las sesiones de estudio hace que el contenido se olvide y luego se vuelva a aprender. De hecho, esta técnica ha sido calificada como “una de las más sólidas en toda la historia de la investigación experimental sobre aprendizaje y memoria”. También, según el tipo de examen, puedes acudir a otras técnicas como el uso de tarjetas de memoria, creación de mapas mentales, trabajo en grupo o incluso grabarte a ti mismo hablando y reproduciéndolo.

5. Autoevaluación

Según psicólogos y neurocientíficos, autoevaluarse mejora la capacidad para recordar la información. Esta técnica también ayuda a entender un concepto, no solo a memorizarlo.

6. Haz descansos y ejercicio al aire libre

No por estar 24 horas delante del temario el resultado va a ser mejor. Tomar descansos estimula al cerebro a asimilar y memorizar lo aprendido. En cuanto al ejercicio, ten en cuenta que este contribuye a que la sangre fluya, llevando más oxígeno al cerebro, lo que contribuye a que funcione mejor.

Así, desde el Colegio Mayor Mendel estamos seguros de que si pones en práctica estas recomendaciones para preparar los exámenes de enero, no solo los resultados serán mejores, sino que tendrás tiempo para todo. Descansar y disfrutar de tiempo libre aunque tengas que preparar los exámenes de enero también es importante para tu rendimiento académico. ¡Y más en Navidad!

2019-12-20T09:46:09+01:0020 diciembre, 2019|Viviendo Mendel|Sin comentarios