Banner

Claves para aprovechar las clases

Sí, ya llegó. El comienzo del curso universitario es un hecho. ¡Toca ir a clase! Y analiza… ¿qué ‘clase’ de alumno eres? ¿De los que, como nos decían de pequeños, “va a calentar la silla”? ¿De los que acuden a hacer relaciones sociales? ¿O un alumno con ‘clase’, de esos que están a lo que hay que estar?

A continuación, compartimos algunas claves para que el tiempo que inviertes en clase sea provechoso. Tus expediente lo agradecerá, así como el resto de tu tiempo. Cuanto más rendimiento obtengas de las horas lectivas, menos tiempo tendrás que dedicar al estudio fuera de clase.

Escuchar, clave para aprovechar las clases según el Colegio Mayor Mendel

Un aspecto que nos va a hacer aprovechar las clases en gran medida es llevar a cabo una escucha activa de todo lo que en ella se dice. No basta con oír. Hay que estar atento, pensar en lo que estamos escuchando y procesar la información mentalmente. Para ser esa ‘clase’ de oyente…

  • Prepárate cognitivamente. Acude a clase despejado y descansado y ‘con los deberes hechos’. ¡Y nunca mejor dicho! Si tenías que haber leído algún documento previo o realizado algún ejercicio, ve con ello hecho. Repasa apuntes previos. Escuchar hablar sobre un materia de la que tenemos información y conocimientos anteriores resulta más comprensible.

  • Escucha con propósito. El propósito, aprender. Presta atención a lo que el profesor comenta en clase. También a las aportaciones de los compañeros. E identifica lo importante, lo clave, aquello que debes recordar o que te ayuda a entender.

  • Mente abierta. Sé receptivo a lo que dice el profesor, trata de entender su explicación. Si no la compartes, si tienes dudas, cuestiónale, plantéaselas. Pero siempre abierto a tratar de entender puntos de vista diferentes al tuyo.

  • Atención. No te pongas “a pensar en las musarañas”. Enfoca la atención a lo que el profesor dice. A ello ayuda sentarse en las primeras filas para tener contacto visual con el docente.

  • Mantén una actitud activa. Todos pensamos más rápido de lo que hablamos. Hazlo al escuchar a tu profesor. Intenta, mentalmente, anticipar lo que va a decir. Es un buena fórmula para recordar.

  • No te rindas. Aunque lo que se exponga en clase sea difícil de entender, no desconectes. Tómatelo como un reto. Pregunta, pide que lo vuelvan a explicar… Y aumenta tu atención para tratar de comprender.

Desde el Colegio Mayor Mendel esperamos que estos consejos para aprovechar las clases al máximo te sean de utilidad. Aplícalos y, seguro, serás de los primeros de la clase.

2019-09-30T17:34:30+02:0026 septiembre, 2019|Actualidad Mendel|Sin comentarios