Banner

El calor no puede ser una excusa para que dejemos a un lado la actividad. Si bien es cierto que no es recomendable hacer ejercicio en las horas centrales del día -se desaconseja entre las 12 y las 16 horas- a primera hora o al final de la jornada puede ser una opción de lo más saludable que nos ayude a mantenernos en forma y con energía. El verano trae consigo, además, múltiples opciones divertidas y refrescantes para que hacer deporte no se convierta en algo tedioso, sino una fuente de diversión.

Como pez en el agua

¿Eres de los que disfruta del líquido elemento hasta que tus dedos quedan arrugados como pasas? ¿no terminas el día sin ponerte a remojo? Toma nota, porque si te sientes como pez en el agua, estos deportes veraniegos te van a encantar:

-Natación: porque no todo va a ser mecerse al ritmo de las olas en un flotador con forma de unicornio mientras sorbes una refrescante bebida… Aprovecha el buen tiempo para convertirte en un auténtico Michael Phelps… bueno, quizás no tanto, pero al menos nada un poco, te sentirás con más energía y tu cuerpo te lo agradecerá.

-Buceo: no, no consiste sólo en que explores el fondo de la piscina con unas gafas enormes que hacen que veas nítido bajo el agua -que también es muy divertido- si de verdad te interesa este apasionante deporte recuerda que debes practicarlo bajo supervisión profesional. Además del buceo en el mar tienes alternativas increíbles, como el espeleobuceo (en cuevas) y el buceo en lagos de montaña con las que descubrirás bellísimos rincones inundados.

Surf, piragüismo, senderismo…

-Surf: lo has visto en películas americanas: surcan las olas sin ningún esfuerzo, manteniéndose sobre la tabla como si volaran… No podemos prometerte que te resultará tan sencillo, pero seguramente te lo pasarás en grande aprendiendo a no caerte y te parecerá increíble cuando consigas el equilibro. No será fácil, pero es todo un reto ¿por qué no probarlo?

-Piragüismo: sólo o con amigos, en río, en pantanos o en la playa. Superado el momento ‘avanzando en círculos’ verás que resulta de lo más placentero, pero eso sí, no olvides preparar tu cuerpo primero: los estiramientos son fundamentales.

Si por el contrario, eres más de secano, entonces lo tuyo puede que sea el senderismo, una manera de disfrutar del contacto directo con la naturaleza y de sorprenderte con nuevos y espectaculares paisajes. No olvides hidratarte y hacerte con el calzado adecuado, pero sobre todo ¡diviértete!

¿Te quedas estudiando este verano en el Colegio Mayor Mendel? No te preocupes, siempre puedes disfrutar de nuestra piscina y además, aunque el mar te quede algo lejos, recuerda que en Madrid tenemos lugares cercanos donde practicar deportes acuáticos, como el Pantano de San Juan, en San Martín de Valdeiglesias o el de Valmayor en Valdemorillo.

Desde el Colegio Mayor Mendel somos conscientes de lo importante que es mantenerse en forma, por eso contamos con las mejores instalaciones, piscina y gimnasio incluidos. Confiamos en que estas recomendaciones sirvan para hacer de tu verano una estación un poco más saludable y entretenida. ¡Que lo disfrutes!

2019-06-25T09:58:19+02:00